20 agosto 2019

Autosanación y autocrecimiento: las palabras que mejor definen la técnica del Ho’ Oponopono

MOPENSES
Bienestar efectuó taller al respecto, con positiva recepción.  

El Taller de Ho’oponopono realizado el jueves 1 de agosto en la Seremi Metropolitana del MOP, tuvo un precedente relevante este mismo año: el Taller de Meditación Budista efectuado el 29 de mayo en la misma dependencia ministerial. Allí once funcionarios/as de distintas direcciones acudieron a la actividad, liderada por los psicólogos del Departamento de Desarrollo Social del Servicio de Bienestar, Sebastián Lobos Araya y Maribel Plaza Barra. Fascinados, los mismos asistentes de esa ocasión más otros nuevos se vieron seducidos por una invitación emanada de la casilla de Comunicaciones Internas para participar en el Taller de Ho’ Oponopono ya señalado.

En efecto, enmarcado en el Programa de Calidad de Vida e impulsada por el Equipo de Civilidad Organizacional, esta iniciativa fue relatada por Mabel Ramos Negrete -colega de Sebastián y de Maribel, y quien aparece en la fotografía de la parte superior junto a los asistentes: abajo, en segundo lugar de izquierda a derecha- y fueron 14 los asistentes. Tal como pasó en la actividad que le precedió -vinculada al mismo programa-, el taller se caracterizó por su corta duración (3 horas) y alto dinamismo (teoría y práctica directas y amigables), lo que derivó en una positiva recepción por parte de la gente.

Ho’oponopono es una técnica de autosanación de origen polinésico -proviene de Hawái- y el significado del concepto que la define es “corregir un error” o “hacer lo correcto”. En su sentido más integral, nosotros creamos nuestra realidad y, en consecuencia, somos los responsables de lo que ocurre a nuestro mundo. Aquel es el cimiento de la citada forma de autosanarse corporal y espiritualmente.

-Sabemos que han sido dos talleres, pero para lograr que las personas se motiven pensando en la realización de otros eventos similares, ¿cuál es, a tu juicio, la contribución real de actividades de esta naturaleza para personas del Ministerio en general?

-Todos vinieron por recomendación del primero y la gente está muy contenta de que se aborden temáticas de autocrecimiento. Le dan una valoración y connotación muy importante. Pese a que muchos son ingenieros o de áreas, como ellos mismos dicen, más cuadradas, como todo se aborda también no sólo desde un sentido espiritual sino que también científico y teórico, estos atributos le dan la fundamentación para que ellos lo asuman, lo comprendan y le saquen un mayor beneficio.

Entonces mucha gente que decía “oye, yo no creía en esto”, después del primer taller de esta temática son clientes asiduos: están permanentemente porque le han encontrado el sentido y, además, un sustento científico que también les da la confianza.

-Ha sido un aporte a la calidad de vida y ha motivado al interés por cultivar estas técnicas.

-Claro. No tengo ahora sólo gente del área humanista, sino que también del área matemática, quienes están siguiendo todos estos talleres. Además lo piden:  “¿cuándo va a ser el otro”, dicen. Están atentos de cuándo se efectuará. Estoy contenta.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tú opinión me interesa.

Ateneo de San Bernardo: un nombre que suma voluntades y expande la cultura

Ateneístas al aire libre (foto gentileza de Alexandr Gorielov)  LITERATURA A fines de junio tuvo lugar la conmemoración-celebración d...