05 abril 2018

Teatro y televisión de siempre: "Los Eguiguren", un clásico

Los Eguiguren
Sitio Emol
En los tiempos en que reinó  casi sin contrapeso la radio entre los medios de comunicación en vivo y en directo, e inclusive en épocas en que ésta no lideró el rubro -digamos, en general, entre los años 20 y hasta bien entrado los 80 (la televisión recién apareció en escena a fines de la década del 50)-, entre los programas regalones del público los de radioteatro dominaban la escena.

Hay bibliografía al respecto, por lo tanto no será motivo del presente artículo profundizar en torno a este tema, pero sí considerarlo de base para referirme al origen de los sketches humorísticos de la TV.

Hay material de sobra en el mismo sentido. No obstante, mis recuerdos, desde la niñez y hasta algo entradita la veintena de edad, se centran en aquellos segmentos cuyos minutos de gloria tuvieron lugar en programas como "Sábados Gigantes" (no "Sábado Gigante"), "El Festival de la Una" o "Éxito".

No se trata de prenderle velitas a animadores como don Francisco, Enrique Maluenda o el "Pollo" Fuentes, pero sí agradecerles a los responsables de esos clásicos de la tevé chilena el haber brindado espacio a "Los Valverde", "Los Eguiguren" y los uruguayos Jaujarana por citar algunos ejemplos; y figuras como Ana González (La "Desideria"), Mino Valdés, Adriano Castillo, Tatiana Merino, Gonzalo Robles, Daniel Muñoz, Jorge Gajardo, Mónica Carrasco, Guillermo Bruce, Jorge Cruz,  Patricio Torres, Helvecia Viera y Gloria Benavides, entre otros. Mención aparte merece el recordado actor español José Vilar, quien tenía su propio espacio.

Da un poco lo mismo,  a estas alturas, si los sketches eran al aire o grabados, pero sí había público y era como ver teatro en televisión con la salvedad de que eran historias cortas (escenas, a veces secuencias, si nos ponemos a tono con el lenguaje cinematográfico).

"Los Eguiguren"
Entre mis segmentos predilectos (y el objeto central del presente texto) está "Los Eguiguren", uno de los regalones de "Sabados Gigantes" y que tuviera su lugar entre 1982 y 1987 por canal 13.

Poco tiempo atrás, en el marco de un programa de conversación nocturno televisivo, Cristián García-Huidobro ("Pompi" Eguiguren) y Malucha Pinto (la señorita Priscilla) confesaron que la pareja protagónica representaba en cierto sentido al "rico venido a menos", alguien que cayó en la escala social, pero que evita en lo posible perder ciertas costumbres privativas de la clase alta, aunque sin desconocer que también podía simbolizar, según la lectura de los tiempos actuales, al arribista o al aspiracional (adjetivos atribuibles al estrato medio calificado de "emergente").

Algo parecido pudimos apreciar hace algunos años en la telenovela "Pituca sin lucas", con la diferencia puesta en que "Los Eguiguren" enfatizaban más la caricatura del hombre o la mujer adinerados (dicho en buen chileno, el "cuico") o, más bien, al aspiracional. De hecho recuerdo mucho un episodio en que Francisco Javier "Pompi" Eguiguren queda cesante e inventa una situación para simular aquella "indignidad".

El amaneramiento extremo en el que esa clase es encasillada en el plano de la comedia llega a su punto mayor con la neurótica naturaleza de Pía Correa Gumucio, mujer de Eguiguren, magistralmente interpretada por Coca Guazzini, cuyos hombros elevados, movimientos de brazos y manos intocables y la cara de desesperación son como un sello de la "señora Pía".

La contraposición a esos perfiles la constituyen dos personajes que, según los simplistas conceptos que hoy dominan, serían ...algo así como "asistentes": Priscilla (la "señorita" o la "sita Priscilla"), más que correctamente personificado por Malucha Pinto y que es "la nana", la "asesora del hogar" (otra ridícula denominación ochentera) o sencillamente la empleada; y el "Caroca", inmortalizado por esa magnífica cruza de las vetas más graciosas de Robert De Niro, Danny Devito y Jack Nicholson que es Gonzalo Robles. "Caroca" es casi un colaborador multipropósito, aunque se le conoce más como estafeta, chofer y por ser el eterno enamorado de su "sita Prisci".

Completa el elenco de habituales el "Filete Morandé", interpretado por el entonces galán de telenovelas, Ramón Farías. "Filete", representada a un hombre adinerado de verdad (a diferencia de "Pompi", algo así como su amigo pero a la vez rival) y de alta afinidad con Pía. En el ámbito político Farías fue 12 años diputado de un distrito de la Región Metropolitana y, otros 12, alcalde de San Joaquín. 

No obstante la interesante presencia de este igualmente destacado actor, la base del elenco de "Los Eguiguren" la consituyó el cuarteto mencionado arriba. 

En 2012 se juntaron para hacer unos sketches del segmento en el marco del homenaje a los 50 años de "Sábado Gigante" y, durante el año pasado y el antes pasado, realizaron una serie de exitosas presentaciones con una rutina actualizada. ¿Volverán de nuevo?.

Lo cierto es que ellos fueron el cimiento para un exitoso programa humorístico que tuvo después su propio espacio: "De Chincol a Jote"...Pero ésa es otra historia.

DESCARGA AQUÍ SKETCH DE "LOS EGUIGUREN"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tú opinión me interesa. Al respecto, sólo te exijo el debido respeto.
Gracias