28 julio 2017

Ivanna Poblete: literatura desde la pampa y el salitre

MOPENSES
Funcionaria de Vialidad Tarapacá lanzó recientemente su libro de cuentos “Celeste y el Sol”.

Es difícil iniciar la lectura del presente artículo acerca de Ivanna Poblete Rivera sustrayéndose de un aspecto esencial: ella lanzó el 15 de junio pasado su libro de cuentos “Celeste y el Sol”, el cual ya se encuentra en la librería Golden Book del Mall Plaza Iquique. Por cierto, ella espera que más ejemplares de la publicación puedan ser distribuidos fuera de los límites de la Región de Tarapacá.

“Celeste y el Sol”, primer libro de Ivanna en el sentido formal de la palabra, es el gran fruto de una vida dedicada a las letras por parte de esta mujer, nacida en Iquique, de familia igualmente de origen nortino, con fuerte conexión con la cultura y la vida pampina, incluyendo allí el período de las salitreras. Sus estudios básicos tuvieron lugar en el Colegio María Auxiliadora y en la Escuela Domingo Santa María (la “gloriosa”, como cariñosamente le llama) y, los secundarios, en el Instituto Comercial.

Allí, en plena capital de la Primera Región se forjó su pasión por la escritura, la que se manifestaba en escritos en pizarras y hasta en paredes, como también en canto o recitado de poesía. Tal como lo confesó al diario “El Longino”, “yo escribo con el corazón, con mis sentimientos a flor de piel. Si eso es ser escritora, entonces lo soy”.

Raíces pampinas
“Celeste y el Sol” surgió, conforme al testimonio de la propia autora, de encuentros con amigos y familiares pampinos, quienes recordaron en cada ocasión el tiempo pasado de la zona salitrera: lo triste, lo alegre y lo romántico.

En efecto, Ivanna detalla que la publicación alude al día a día de una familia con las raíces descritas. Para su creadora, quien desde 2004 ejerce la labor de encargada de la casa de huéspedes que la Dirección de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas tiene en Iquique, “los que alguna vez vivieron en estos hermosos paisajes salitreros, se sentirán identificados con los personajes de la historia”.

En síntesis, a juicio de la escritora, quien lea el libro mencionado reconocerá el sentir de los nacidos en las añoradas salitreras, su felicidad y orgullo por haber nacido en “tierras benditas de sol”. Es como “invitar a conocer más su tierra al lector afuerino”, subraya. Uno de los 15 capítulos de “Celeste y el Sol”, publicación que cuenta con un total de 122 páginas, consiste en la historia de un niño de 12 años, quien vive un proceso de crecimiento y él mismo narra las vivencias de sus abuelos y el resto de los protagonistas de su entorno.

Incluye el texto también un cuento sobre “Miss Lilian”, una profesora de inglés, con aspecto de hippie, quien relata a sus pequeños alumnos que había vivido en la “tierra de los gringos”, donde había compartido con muchos músicos y artistas.

Ayer sueño, hoy realidad, pero…algo más
El lanzamiento de “Celeste y el Sol” tuvo una connotación espiritual muy particular. “Estuvo muy bonito. Había dos alternativas: hacerlo donde yo había estudiado, el Domingo Santa María, un colegio bien histórico (sabemos que da para una historia aparte); y la Iglesia Pampina, donde finalmente fue y a donde acude la familia pampina. Allí hacen bailes, fiestas, eventos solidarios, bingos, de todo”, detalla Ivanna, quien en esa ocasión hizo gala de su otra pasión: la música. Allí estuvo con su banda de bronce “Santa Cecilia 8.2”.

“Allí toco percusión caja y platillo, pero también toco guitarra y estoy estudiando saxofón”, agrega. Sin embargo, reconoce que hay algo que es inexplicable, según su parecer: “compongo canciones para San Lorenzo. Hay dos santos: aquél y la Virgen del Carmen de la Tirana. En esas fechas Iquique queda despoblado: mucha gente acude a la pampa a conmemorar y celebrar”, añade Ivanna, quien pone de relieve que en Youtube está, como karaoke, “Para ti San Lorenzo”, donde se ve el pueblo de Tarapacá.

“Fue un sueño y ya es una realidad. Fueron cuatro años de tratar de ver distintos financiamientos para sacar adelante la publicación. Nunca mi intención fue hacerlo con fines de lucro. Todo salió de mi bolsillo y con algo de ayuda de personas cercanas. Me las arreglé solita”, confiesa la escritora mopina, quien en el lapso señalado pese a analizar varias formas de gestión de apoyo presupuestario, todas válidas pero con diferentes tipos de dificultad, eligió finalmente la autogestión.  

Y se siente contenta de tener ejemplares de su publicación en la que es, probablemente, la librería más importante de Iquique, “donde comparto un lugar junto a mi admirado Cervantes”, afirma sonriente.

La casa de huéspedes que administra está frente a la playa, provista de hermosos atardeceres, y está decorada con puras antigüedades de la salitreras: libros antiguos, botellas, conservas en tarros, radios, una vitrola, billetes y monedas. Sin duda es un atractivo valorado por la gente que llega. “todos los que vienen son de afuera de la región: santiaguinos o sureños, principalmente. Acá yo les hago una guía turística”. enfatiza con entusiasmo esta nortina, cuyo esfuerzo fue reconocido por sus jefaturas en una ocasión con el galardón a la mejor trabajadora de Vialidad; y, en otra, recibió las felicitaciones de las autoridades de la Seremi por una hermosa exposición efectuada en el frontis del MOP de la zona, ocasión en la que, junto a otros compañeros, presentaron sus hobbies. “Ahí llevé mi linda colección de antigüedades salitreras”, acota.

Recuerda que, hace algunos años, participó en el concurso “Vialidad en cien palabras” con un repertorio basado justamente en la pampa pero que incluyó palabras para el puerto de Iquique por su sentido heroico y para la casa de huéspedes. 

En el plano familiar tiene contactos regulares con una tía y, por cierto, con su madre, quien jubiló y también fue vialina: Isis Rivera Valenzuela. “Me da un gusto enorme tenerla todavía conmigo: no tengo más fiscal que mi madre”, dice entre risas Ivanna, cuyo primer gran sueño ya se cumplió: publicar un libro. ¿El restante?. Pueden haber más siempre, pero desea conocer un lugar privilegiado del otro extremo del país: las Torres del Paine.

Quienes quieran adquirir el libro de Ivanna desde otras regiones de nuestro país, deben contactarse con ella a través de su casilla de correo MOP: ivanna.poblete@mop.gov.cl.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tú opinión me interesa. Al respecto, sólo te exijo el debido respeto.
Gracias