11 mayo 2017

Sondajes DOH: “un trabajo muy enriquecedor”

MOPENSES
Equipo de 11 personas está a cargo de las prospecciones para detectar utilidad de suelos para uso de agua.

“El Ministerio de Obras Públicas tienes muchas obras que mostrar”. Si bien es cierto este lugar común en nuestro ministerio es elocuente de tan sólo observarlo (sobre todo para las enormes muchedumbres beneficiadas), existen igualmente, al decir del legendario Nicomedes Guzmán, trabajos y trabajadores anónimos. Se trata de frutos de esfuerzos que no lucen, a veces ni siquiera se ven -al igual que sus autores-, pero son el cimiento de aquellas obras que son más vistosas pero, a la vez, fundamentales para la calidad de vida de la ciudadanía. Y en nuestra institución las hay. Lo que hace la Unidad de Sondajes de la Dirección de Obras Hidráulicas tiene las características mencionadas.

“Nuestra pega es permanentemente en terreno”, enfatizó Luis Cáceres Barrientos, técnico universitario y jefe de la referida unidad, que cuenta con 11 personas en su conformación. “La gente trabaja toda la semana, vuelve los viernes y, si estamos más distantes, el regreso es cada 15 días. Y todo esto no es menor: hay un esfuerzo personal importante y uno deja las familias hasta por dos semanas”, añade Luis. Evidentemente hacemos reuniones de coordinación, aunque es difícil que estén todos juntos.

Es vital precisar que Sondajes es una unidad técnica de carácter nacional (opera en cualquier parte del territorio) y constituye el punto de partida para la construcción de obras encomendadas por la DOH, entiéndase desde sistemas de agua potable rural hasta de riego, como los embalses. El equipo aludido trabaja para la Unidad de Proyectos y la Unidad de Construcción de obras tanto de riego como de APR. A éstas se les entrega los resultados de las prospecciones para que definan el tipo de infraestructura que será construida. En el caso de los servicios de agua potable rural “quedan instalados con un estanque, un sistema de purificación normado y el agua se distribuye, mediante la cantidad de arranques que sean necesarios, a las casas”, detalla Cáceres. En resumen, precisa, “Sondajes es una unidad de apoyo con personal altamente calificado: casi toda la vida trabajando en Sondajes”.

Jerárquicamente Sondaje depende del Subdirector de Agua Potable Rural, Nicolás Gálvez Soto. ¿Y en qué consiste la naturaleza más al detalle de la labor de este equipo de la DOH? “Hay -detalla Luis- dos tipos de sondajes: para prospecciones geotécnicas (los ingenieros llaman mecánica de suelo o diamantina) y para alumbrar aguas subterráneas con fines de agua potable. El fin de esta última es otorgar agua potable a localidades que no la tienen.  En estos momentos, por ejemplo, estamos radicados en la zona centro por la sequía, que está afectando al país desde la Región de Coquimbo hasta la de La Araucanía”, agrega. 

“Aunque parezca increíble para nosotros, que estamos acá en Santiago, y para cualquier pueblo importante, ocupar agua es muy natural. Pero nosotros hemos trabajado en lugares donde la gente no tiene agua y tienen que sacar de los ríos o de los canales. Nosotros trabajamos para ellos”, enfatiza Luis. Al respecto, argumenta, “los sondajes que nosotros construimos no son relevantes desde el punto de vista de la rentabilidad, sino por su tremendo valor político social. En los lugares o localidades que son despreciados por el mercado vamos nosotros, por apartado o por pequeño que sean”.  

Conforme lo señala el diccionario, una prospección es una exploración de terreno para descubrir la existencia de yacimientos geológicos, petróleo, minerales y, evidentemente, agua, entre otras materias. En el caso del referido equipo de la DOH, un grupo de técnicos con maquinaria especial excavan  de modo tal que un geólogo, u otro especialista sobre composición del subsuelo, determine la utilidad de lo que se descubrió. “En primer lugar, respecto de la prospección geotécnica hay dos objetivos: medir la permeabilidad que tiene la roca y la resistencia que tiene ésta en el subsuelo”, precisa el Jefe de Sondaje. Antes de la toma de decisión, se facilitan muestras de tipos de piedra que los geólogos las analicen.

“Respecto de los sondajes para agua potable Se perfora el suelo y el subsuelo buscando la napa de agua que tenga características de ser explotada. Hay algunas que no sirven por tener mi poco aporte de líquido”, añade. 

Hay, añade Cáceres, dos sistemas para alumbrar aguas subterráneas. Uno con sondas a percusión, en base a golpes sucesivos y rotatorios; y, el segundo, de rotopercusión, algo más complejo. “Usamos lodos con aditivos químicos que nos permiten ir avanzando en el subsuelo. Disponemos de triconos que permite llegar hasta 150 metros de profundidad”, complementa el técnico líder, quien explica que el primer sistema es más lento aunque más eficiente. El trabajo es integral: la zona trabajada hasta se limpia antes de evaluarse su utilidad para el uso doméstico del vital recurso. Se utiliza un filtro de gravilla especial para evitar que entren impurezas. Posteriormente, viene la prueba de bombeo, que son 32 horas de trabajo, 27 de ellas continuas.

Respecto de los aspectos específicos de las herramientas usadas, Luis subraya que en la labor de percusión opera un trépano del tipo california y, en la rotación, triconos que van desde 8 a 17 pulgadas con puntas o estrías de tungsteno (símbolo químico: W), el material más duro después del diamante.

Trabajos de oficina y paralelos

El trabajo más de escritorio no es menor: se hacen informes por cada tres o cinco metros. Hay informes por período e, incluso, de carácter anual. Los mismo documentos les sirven evidentemente, a las unidades demandantes. 

Además Sondaje trabaja al unísono con los comités de agua potable rural y con organizaciones de pobladores a fin de instalar, mantener y controlar el agua potable de la comunidad.

En el sentido de punto de partida, traslado, bodega y mantención, tienen como centro de operaciones o base, un taller centralizado en Santa Rosa. En los días que tuvo lugar la entrevista (algo más de una semana), Rabuco, en la comuna de Hijuelas, Región de Valparaíso, era el destino del traslado de máquinas. “Ahí tenemos un equipo de trabajo. Tenemos otro en la Provincia de Chacabuco y, un restante, en el sector La Laguna, en la comuna de Teno. Es la distribución actual”.

“Es un trabajo muy enriquecedor. La gente beneficiada te mira antes con incredulidad, después con incertidumbre y, al final, con emoción. Nosotros también nos emocionamos: se trata de gente que jamás imagino que iba a tener agua en su casa”, expresa Luis.

Otros testimonios
“La gente queda muy contenta, le brillan los ojitos cuando ve que resulta lo que hacemos y se prepara entusiasta para el consumo de agua. Nosotros dejamos todo listo para que el servicio quede instalado. El beneficio es muy importante: el agua es vida”, manifiesta José Galarce Román, quien ya tiene una experiencia de 20 años como parte del equipo de Sondaje.

Guillermo Núñez Arce, quien también enteró 20 años en la misma área, refrenda a su compañero y su vez destaca el aporte insustituible de Sondaje: “donde no hay red o donde hay alguna clase de problema al no contar con agua, llegamos nosotros”, subraya. Una prueba de la envergadura de la labor de esta unidad de la DOH, la revela Núñez: “En el caso de los embalses se hacen prospecciones donde van a estar los muros”. 

Víctor Gutiérrez Flores, el integrante con más trayectoria del grupo -47 años y elegido una vez el mejor trabajador de su estamento-, asiente con firme convicción lo señalado por sus compañeros y manifiesta su orgullo por ser parte de un equipo que contribuye al bienestar de muchas familias chilenas.  

Los demás integrantes de Sondajes son los siguientes: Jorge Martínez Zapata, Mauricio Meza Rodríguez, Rodrigo Alcaíno Carreño, Miguel Alcaíno Carreño, Ilich Hernández Bouffanais, Cristián Escalona Bustos y Héctor Guzmán San Martín.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tú opinión me interesa. Al respecto, sólo te exijo el debido respeto.
Gracias