24 marzo 2017

Especial Partidos con Historia IV: la épica del Colo Colo 86

Festejo del tercer gol
DESDE EL CÓRNER
No fue fácil para el equipo albo ganar el título mayor del fútbol chileno en un año bisagra en la historia del club.

Colo Colo fue campeón en 1986: jugó un partido de definición con Palestino en enero de 1987 donde ganó por 2x0, con goles de Jaime Vera y Hugo Rubio. Aquello es archisabido, pero lo que siempre es atractivo recordar en una historia, porque pone condimento a ese relato acerca de lo que fue hace mucho tiempo, es la forma cómo se gestó una sucesión de hechos que llevaron al hito que queda registrado en las memorias. Como dicen por ahí: una épica.


En el caso del club más popular del país, el título obtenido el 86 es uno de los más recordados por los hinchas albos: dado el esfuerzo que implicó y la controversia que generó el inicio de esa etapa, fundamental en lo que ocurriría algunos años después: la obtención de la Copa Libertadores de América en 1991.

Cabe recordar que Peter Dragisevic, quien en el arranque de 1986 enteraba pocos meses como presidente del Club Social y Deportivo Colo Colo, quería revolucionar el ambiente. Y una de sus decisiones más discutidas fue contratar a Arturo Salah como entrenador del primer equipo.

Salah, quien cumplía un destacado papel como técnico de la inferiores de Universidad Católica, era recordado por el gol que, cinco años antes, en un clásico entre el elenco popular y Universidad de Chile, significó el paso de los azules a la Copa Libertadores y, por ende, una de las derrotas más dolorosas del cacique en su historia.

Pero Salah, responsable, serio y nada odioso, supo ganarse poco a poco el respeto de los seguidores de la enseña alba a punta de buenos resultados. El Mundial de México y las lecciones que dejó el pragmatismo bilardista, determinante en el título obtenido por Argentina ("Maradona + equipo: Argentina Campeón", titulaba en una columna Pedro Carcuro en la revista Deporte Total), fueron de una gran ayuda para borrar el pálido reflejo de los albos en el primer semestre del año.

Colo Colo versus Everton
Bassay lamenta una oportunidad de gol pérdida
Vídeos como el que ahora comparto quedan como testimonios de lo que fue esa etapa. El partido que allí verán corresponde al Campeonato de Apertura de 1986, que ganó Cobreloa, tras vencer en tercer partido de definición a Fernández Vial, escuadra que dirigida por Nelson Acosta había dejado en el camino a Colo Colo en su grupo para llegar a esa final.

En el compacto, un partido entre el cacique y Everton en el estadio Sausalito de Viña del Mar, una de las primeras curiosidades que asaltan al hincha más informado es la presencia de Orlando Aravena en la banca de los oro y cielo, quien posteriormente sería técnico de Palestino, equipo que definió el torneo mayor con el mismísimo Colo Colo.

Los dos equipos tenían varias figuras: en los albos, idos el arquero Mario Osbén, el argentino Horacio Simaldone y el entonces ya histórico Leonel Herrera, con un equipo en rodaje ya comenzaban a destacar Fernando Astengo, Arturo Jáuregui y los uruguayos Hebert Revetria y Washington Castro, entre los nuevos. Entre los consagrados resaltaban Roberto Rojas (el "cóndor"), Lizardo Garrido y Raúl Ormeño; y, entre los veinteañeros, ya asumían un importante protagonismo Jaime Vera, Jaime Pizarro y Juan Gutiérrez.

En Everton, que había sido subcampeón el año anterior y había armado un equipo para ser disputar el título el año entrante, resaltaban nombres como Domingo Sorace, Leonel Contreras, Pedro Pablo Díaz, Pablo Prieto, Marco Figueroa e Ivo Bassay. No obstante, el elenco de la "ciudad jardín" estuvo muy lejos de tener un año rutilante.

El partido fue bastante disputado. Everton tomó la iniciativa frente a un rival muy sólido en defensa y que ya se perfilaba como un elenco aguerrido: Astengo marcó el primer gol en una jugada definida casi en un par de metros cuadrados y varias piernas. Revetria, tras aprovechar un error del arquero Jorge Cortés, anotó la segunda diana para los santiaguinos (tiempo después, el uruguayo sería vital en el partido de definición del campeonato mayor). 

En el segundo tiempo Everton perdió la oportunidad de descontar y darle más dramatismo al partido después de un tiro de Bassay que golpeó en un vertical estando el "cóndor" Rojas vencido. Posteriormente, Gutiérrez, tras un pase preciso de Vera y engañar a un rival, cruza hacia el costado derecho del área rival en solitario y, mediante un disparo fuerte y alto vulneró, nuevamente a Cortés y liquidó el pleito a favor de los albos. Los viñamarinos descontaron con un penal servido por Manuel Quezada, sancionado después de una falta de Óscar Rojas a Fermando Medina.

COMPACTO DEL PARTIDO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tú opinión me interesa. Al respecto, sólo te exijo el debido respeto.
Gracias