28 diciembre 2016

Princesa Leia: en el lado espiritual de La Fuerza

Princesa Leia
Blog Unexplainedufos
CINE SIN TIEMPO NI ESPACIO
¿Por qué la princesa de "Star Wars" es inmortal? Aquí comparto mi modestísimo punto de vista.

No me extenderé demasiado en torno a las varias celebridades que se llevó la "pelá" durante el año que agoniza. Si lo haré especialmente con dos y por su juventud, pero sobretodo con la segunda.

En el caso de la primera, la sola imagen varonil de George Michael (no piensen cosas raras, por favor) me remitió automáticamente a 1985, cuando mi hermano mayor, quien curiosamente nació el mismo año en que vino al mundo el cantante inglés de origen griego-chipriota, escuchaba en su dormitorio "Careless whisper" de Wham, una especie de desencantado himno romántico interpretado por un veinteañero de entonces, como lo era el artista recientemente fallecido y...mi hermano.


No me cuestionaba en esa época si lo que sonaba como arranque y original reemplazo del estribillo era una trompeta o un saxofón, pero daba lo mismo: el tema era power y destilaba una elegante sensualidad. El resto es historia. El astro dejó de existir recientemente a los 53 años de edad.

Leia, la princesa
Vamos al motivo central de estas líneas: Carrie Fisher o, simplemente, la princesa Leia de "La Guerra de las Galaxias" (o "Star Wars"). Una amiga de mi madre hizo una aguda observación: no se le destaca tanto su carrera como "excelente escritora y guionista".

No me referiré a esa observación (que claramente requeriría líneas aparte), pero sí a una segunda observación que hizo la amiga de mi mamá: Debbie Reynolds, quien protagonizó el rol femenino principal de "Cantando bajo la lluvia", madre de la Fisher en la vida real, sobrevive a ésta: tiene 84 años de edad. Carrie murió hace muy poco, a los 60. 

Curiosamente a Debbie Reynolds la veo como mi madre. A Leia, desde que se hizo famosa, la veía como mi hermana mayor. 

Princesa Leia
Sitio Star Wars
En efecto, cuando estrenaron en Chile la "Guerra de las Galaxias", yo tenía 5 años. Obviamente me llamaban muchísimo la atención los efectos especiales y una divertida versión onda disco de la música (y que escuchaba mi hermano mayor, adolescente en ese período).

Pero tardé "alguuunos" años (ji, ji, cuando somos niños somos más concretos para entender las cosas) en apreciar la sabiduría de Obi Wan, la valentía e irreverencia de Luke, el intuitivo humor de R2D2 y C3P0 (traducidos al "espanglish" como Arturito y Citripio), la lealtad de Chewbacca, el poco galante estilo de Han Solo y...la determinación de Leia.

¿Por qué determinación? 
Si se trata de referente de belleza y elegancia (no quiero parecer ni misógino ni machista), para mí el símbolo setentero por excelencia era claramente Jaclyn Smith, no la Fawcett, no la Wagner y, menos, las en ese lapso casi adolescentes Melissa Gilbert o Jodie Foster. Por añadidura algunos podrán poner a Raffaella Carra, Raquel Argandoña o hasta doña Florinda (el universo, el papel y el humor aguantan mucho y, en materia de gustos, quizás algo se escribió).

Leia tampoco lo era, aunque mi señora "replicó" una vez el peinado de la princesa en mi hija, a quien le quedó muy bien (en todo caso, un tema nada que ver: al "estilo Columbo"). Tampoco me llamaron la atención sus escenas en "paños menores" de las posteriores entregas de la saga (TVN se ganó hace poco una reprimenda masiva por eso, raíz de la muerte de Carrie Fisher).

¿Cuáles son entonces los atributos que me sedujeron de la soberana de "Los rebeldes"? Ella fue la líder natural de los ataques y también de los contraataques. Quien encabeza las tropas no tiene por qué ser quien se ensucia más las manos (ni los pies). Quien encabeza a quienes deben combatir (y, por ende, no "cabecear"), es el estratega; en el caso de Leia, ella era la estratega.

Lógico y funcional: la Fuerza los acompañaba, los consejos originales provenían de Yoda y Obi Wan, el piloto y fiel soldado era Solo, Skywalker era el caballero místico; Chewbee, la fuerza bruta; el robot y el androide, los mensajeros; el batallón, la voluntad terrenal de la Fuerza en el campo de batalla; y, Leia, el cerebro pero desde el punto de vista del convencimiento integral: algo así como "es posible vencer al Imperio, ¡tenemos nuestras armas! ...¡y nuestra inteligencia!". 

No se trataba de inteligencia emocional, sino de saber con quién debo contar y para qué. Como dijo Harrison Ford y George Lucas: "ella era brillante". Claro, se refirieron a Carrie, pero también es aplicable a Leia. Más claro echarle agua.

Hoy la princesa es parte espiritual de La Fuerza.