02 septiembre 2016

La llama

Cheap Trick
Fotos sitios Foros Fantasía Miguel y The Guardian
EL ROBUSTO SEÑOR ROCK
Algunas canciones significan mucho y en los momentos especiales cobran más sentido.

Ya habrá líneas con más detalle respecto de aquel 26 de agosto. La "casa club" de Cristián fue el domicilio del agradable encuentro de los chicos y chicas del "B" salidos de la Escuela Antártica Chilena el año 86.

Pero se produjo algo digno de relato muy al margen del gran acontecimiento de marras. No se trata de algo paranormal, aunque sí vinculante con el espíritu de Rodrigo Cuadra (el "pera") y Juan Andrés Salfate cuando se hacían notar con el legendario programa "Maldita Sea" del extinto canal de TV Rock and Pop.


Sólo había un par de diferencias: no se trataba de compartir placeres culpables en materias de películas algo extravagantes. No. De lo que sí se trataba era de disfrutar pero, a la vez, de analizar con cierta profundidad y la seriedad debida canciones del gusto del anfitrión o de quienes estaban allí en ese mismísimo momento.

La junta expiraba en cantidad de participantes: sólo quedaban el suscrito, el dueño de casa y Carmen Gloria (no piensen cosas de más; ¡por favor!). Había pasado el rato del bailoteo al son de un repertorio donde cabía principalmente rock latino y música anglosajona ochentera y noventera de los gustos más variados.

Todos lo habíamos pasado bien (para qué hablar de tragos, comida y tallas) y estaba dado el contexto para una especie de conversación más cerca del "área chica", sin dejar de lado los afectos pero sí "cositas fuera de lugar" (como dice la canción "Pecados para dos" de Virus).

Lo que una canción causa

El destino de nuestras palabras y deseos radicaban en una pregunta de Cristián acerca de cuál era la canción predilecta en tanto aquella que tenía un significado importante para cada uno. Una etapa "X" de la experiencia vital de uno, el recuerdo del entorno que lo marcó: los amigos o el barrio de la niñez, la muerte de un ser querido y amores a medio camino suelen ser los factores, por ejemplo, que pueden causarnos algún efecto emocional. La circunstancia no era la excepción.

Mientras instintivamente dábamos espacio al afecto que genera el diálogo amistoso con sus bifurcaciones tan dulces como inevitables: nuestras familias, nuestros hijos, las costumbres de las amistades más tempranas, de pronto aparecieron Cerati, La  Ley, los Beatles, Elvis, Sinatra con sus significados especiales.

Podrían haber sido Serrat, Silvio, Charly, Juan Gabriel, Solís, Sting, Mocedades, Perales y hasta Arjona (no importa, créanlo), pero lo esencial es que detectamos que había canciones que nos provocaban algo.

Cristián nos pedía que prestáramos atención...en buena. Nos dimos cuenta que algunos temas significaban mucho para él.

"The Flame"

Me queďé pegado con "The Flame" de los hoy veteranos Cheap Trick. Me gusta como canta Robin Zander. Cuando estuvieron en el Festival de Viña de 1990 el vocalista sobresalió con luz propia. Hace poco la banda de Illinois fue parte de un concierto de rock en Estados Unidos junto con otras leyendas, como Joan Jett y las Heart.

No es mi banda favorita ni está en el podio de las agrupaciones o exponentes superclase del rock, pero aquél es un tema secundario en relación a la canción que estos flamantes integrantes del Salón de la Fama del Rock and Roll nos hicieron recordar.

"The Flame" es como un himno si uno toma sus letras más allá de la connotación del tema como "canción de amor"; es decir, si uno agarra la metáfora, la idea de poesía neta u otros recursos literarios. le encuentra otro sentido.

"La llama" tiene que ver, en mi modesta opinión, con la fuerza de voluntad personal::aquello que nos mueve sin que nos soplen al oído o que nos den una orden.

"A donde quiera que vayas estaré contigo/lo que sea que quieras yo te lo daré/siempre que necesites a alguien sobre quien poner tu corazón y tu cabeza, recuerda que después del fuego, después de toda la lluvia, seré la llama, seré la llama" ("wherever you go I'll be with you/whatever you want I'll give it to you/Whenever you need someone to lay your heart and head upon, remember after the fire, after all the rain, I will be the flame, I will be the flame").

Las frustraciones o sinsabores son parte de la vida, pero yo estoy ahí contigo. Así podría resumirse una idea del espíritu de este clásico de la música popular. La llama no es una persona en el sentido literal, sino la fuerza de voluntad que se mantiene en pie/puede disminuir, puede perder fuerza, pero tu fuerza mental, espiritual (si se quiere motivacional) está en cada cual y depende de cada cual.

"Mirando las sombras que se mueven a través de la pared, se siente espantoso/ quiero correr hacia ti, quiero llamar, pero he sido golpeado por un relámpago/simplemente no puedo estar de pie para derrumbarme/no puedo ver por este velo a través de mi corazón sobre ti/siempre serás la única, fuiste la primera, serás la última" ("Watching shadows move across the wall, feels so fright'ning, I wanna run to you I wanna call, but I've been hit by lightning/ just can't stand up for falling apart/can´t see through this veil across my heart over you/ you'll always be the one, you were the first, you'll be the last").

Evidentemente pueden haber interpretaciones o matices en torno a la letra.

¡Salud!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tú opinión me interesa. Al respecto, sólo te exijo el debido respeto.
Gracias