10 mayo 2016

“Punto de Partida” fue aclamada ante más de 200 personas en Auditorio del Nivel Central

MOPENSES
Obra de danza a cargo de compañía “ISUCH” de la Universidad de Chile afianza rol articulador de Grupo de los Diez MOP. 

Delicadeza, colorido, creación de atmósferas que transmiten mensajes a los espectadores más allá del lenguaje corporal, música apropiada para cada parte (con silencios incluidos), como también diferentes intensidades de luces y destreza pertinente resumieron la contundencia de la obra de danza “Punto de Partida”, aclamada por más de 200 personas este viernes 9 en el Auditorio del Nivel Central del Ministerio de Obras Públicas.

El montaje, presentado con jóvenes bailarines (mayoritariamente mujeres) y perteneciente a la compañía “ISUCH” de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, como toda obra de danza moderna se caracterizó por la peculiar subjetividad de sus movimientos y secuencias, donde si bien es cierto la intención de cada creativo siempre busca transmitir un determinado tipo de mensaje o de emoción, queda siempre abierta la posibilidad, en cada persona que la observa, de interpretar o sentir la producción conforme a su propia experiencia. 

En efecto, desarraigo, éxodo o autoexilio, escape, soledad, abandono, contención, amor, desesperanza y auxilio, tiempo, continuidad, presencia corporal, por nombrar sólo algunos, son conceptos, sentimientos o sensaciones que pueden transmitir aquellos movimientos y secuencias, y por cierto, pueden ser parte de la lectura de cada espectador.

La dirección y creación coreográfica estuvo a cargo de la profesora Rosalía Fuentes, mientras que la creación y dirección musical a cargo del igualmente docente de la misma escuela, Samuel Esquivel. Los textos pertenecen a Alberto Moreno y, el vestuario, tuvo como responsable a Guadalupe Mella. Las intérpretes fueron Sofía Aguilar, Bárbara Palma, Jimena Torres, María Paula Cuevas, María Gracia Cuadrado, Celeste Fuentes, Constanza Grandón, Amalia González, Dominique Gómez, Catalina Caro y Danae Balladares.

Cabe resaltar, como macizo prólogo, la verdadera clase magistral de piano que brindaron tres jóvenes talentos de la misma escuela: Luciano Pinto, Jorge Vargas y Antonia Soto. Obras de connotados autores como Stephen Heller, Muzio Climenti, Yiruma y Johann Sebastian Bach fueron las elegidas para que estos muchachos desplegaran todo su talento.

Se afianza rol articulador de Grupo de los Diez MOP
Este evento fue coordinado por la Asociación Cultural de Funcionarios del Ministerio de Obras Públicas, Grupo de los Diez MOP, y profesionales de la propia compañía de danza del citado plantel universitario. 

De este modo se afianza el rol articulador de la organización mopína en la realización de esta clase de eventos con atractivos espectáculos de instituciones públicas o interesantes visitas, tal como ocurrió a fines de 2015 con la tertulia de la laureada escritora Carmen Berenguer o, a principios de este año, con el cierre de temporada de la Escuela de Música de la misma Universidad de Chile. Esta última también tuvo lugar en el auditorio con similar éxito a la de la compañía de danza.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tú opinión me interesa. Al respecto, sólo te exijo el debido respeto.
Gracias