01 abril 2016

Casino del Nivel Central MOP: sentido de equipo y culinario

MOPENSES
Espíritu de servicio inspira diariamente a las 15 personas que conforman el área.

Se calcula que el número mínimo de personas que acuden a almorzar al Casino del Nivel Central del Ministerio de Obras Públicas varía entre las 550 y 580 al día. Se puede decir que es como un promedio. En los días peak, quizás seducido por platos o menús más populares, la cifra puede llegar a 750 fácilmente.


No se trata de un tema jactancia numérica, sino de la valoración que para los funcionarios y funcionarias, como también de quienes vienen a almorzar desde fuera de nuestro ministerio, tiene y ha tenido desde siempre el Casino del Nivel Central del MOP en cuanto a cantidad y calidad de su servicio y productos. Eso es avalado también por la atención de las personas que allí trabajan en esta área dependiente del Servicio de Bienestar a través de su área de Servicios Dependientes. Si eso se suma la economía en cuanto al valor de cada una de las variantes de comida ofrecido, mejor todavía.

Desde hace varias décadas, distintas generaciones de funcionarios han sido parte de ese espíritu. Las 15 personas que hoy trabajan allí, liderados por la nutricionista Jocelyn González Vásquez, no son la excepción.

Sentido de equipo, mejoramientos en la infraestructura

Cada época tiene, sin duda, un sello legítimo, un estilo, una forma de hacer las cosas. Pero hay personas que han logrado ser la cara visible del servicio por años, como es el caso de Luis Rojel Toledo y de Matilde Cruz Mellado. Luis o “don Luis”, como también le llaman con afecto, enteró 46 años como trabajador del MOP, 43 de ellos como integrante del Casino. 

Matilde, “Mati” o “señora Mati” para quienes son más cercanos ella, lleva 36 años en el Ministerio, cuatro de ellos en la Sala Cuna y, el resto, en el área que es objeto del presente artículo.

Atributos como ser servicial y amable son ratificados tanto por Matilde como por Luis, quienes sienten que ellos junto a sus compañeros de trabajos constituyen una familia, que “todo lo hace con cariño y con amor”, como enfatiza el integrante. “Es un equipo grato que trata de hacer las cosas lo mejor posible”, sentencia Matilde con una sonrisa.

Respecto de esa forma de hacer las cosas, según Jocelyn, nutricionista jefa, “el fin de integrar nuevos conceptos es lograr que los funcionarios y funcionarias inserten, dentro de su misma cultura, el aspecto culinario”. Al respecto, argumentó, “más allá del aspecto casero en las comidas nosotros incorporamos ingredientes sencillos pero novedosos. Y nuestro objetivo es conseguir que estén satisfechos y cómodos con cada cambio. Evidentemente -añadió- hay un espíritu de mejora continua y permanente, independientemente del aspecto presupuestario”.

Y en el plano de la infraestructura del Casino, el Servicio de Bienestar, a través de su área de Servicios Dependientes, ha realizado importantes mejoramientos en el citado recinto, lo que ha significado no sólo contribuir con un espacio más apto para la adecuada ejecución de las labores de su personal,  sino que también con un ambiente muy agradable y cómodo. Como botón de muestra, sólo en 2015 hubo una importante inversión en equipamiento para la cocina, arreglos de ventanas y puertas de dominio, entre otros aspectos que incluyeron la siempre importante compra de vestuario y calzados especiales.


2 comentarios:

Tú opinión me interesa. Al respecto, sólo te exijo el debido respeto.
Gracias