22 enero 2016

Santiago y Chile están rebosantes de cultura


Inauguración Santiago Off
Foto: Natalia Espina (Consejo Cultura y Artes)
No hay excusas para evitar entretenerse (y a precios módicos o convenios).

Esa especie de maña, tan propia de tiempos de dictadura, acerca de que no hay lugares para hacer espectáculos (o lo poco que hay es clandestino o para quedarse viendo tele), pasó, pasó, pasó...Así de simple. No hay excusas para evitar entretenerse (y a precios módicos o convenios).

"Teatro a mil", por ejemplo, fue una idea fuerza que fue más que un nombre. Con el tiempo se desvirtuó un poco al quedar merced a las reglas del mercado. Pero hay espectáculos gratuitos en torno al ya tradicional evento y que se montan en comunas del Gran Santiago y las provincias.



Y, así como la actuación, las diversas disciplinas artísticas y la literatura han logrado hacerse un generoso espacio para mostrar sus obras (no quiero hablar de "productos" porque suena muy neoliberal). Y no pretendo tampoco atribuirle este espacio generoso del que hablo a una fuerza política "x". No es el tema que pretendo enfatizar.

Esta idea de abrir la cultura a la ciudadanía no sólo lo han comprendido las instituciones del Estado, distribuidas en el gobierno, o las municipalidades, sino que también entidades privadas que han sabido canalizar inteligentemente los recursos.

Desde hace años que, desde mi trabajo y en pleno verano, le dedico líneas al tema cultural. Y como me dedico a las comunicaciones internas, me interesa referirme a espectáculos que le pueden interesar a la gente. Procuro, por lo tanto, hacer un artículo con el detalle y los vínculos donde es factible encontrar abundante información.

Por cierto, yo también me nutro de este espíritu: el domingo 10, por ejemplo, asistí con mi esposa e hijas a un espectáculo de teatral infantil gratuito en el Teatro Municipal de Ñuñoa, con el dúo "Yogurt y Chirlito" (Compañía Reciclacirco). Unos días antes disfruté de una obra teatral dominada por un interesante monólogo: "Ceremonias de Interior" en el Teatro de La Aurora.

El viernes 15 estuve en el Teatro Baquedano para ver la jornada final del XVI Festival Internacional de Música Contemporánea del Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile, donde presencié a la Orquesta Sinfónica liderada por el director español Josep Vicent y el grupo Ensemble Bartok Chile, actividad que incluyó un homenaje a Cirilo Vila.

Y este jueves 21 asistí, como parte del Grupo de los Diez MOP (al cual pertenezco), a la apertura del Auditorio del Ministerio de Obras Públicas (donde trabajo) a la Academia Musical de Extensión, donde un grupo de músicos aficionados, la mayoría de ellos y ellas muy jóvenes, ofreció su concierto final 2015 con un variado repertorio. Dicha academia, que responde a las siglas AME, pertenece a la Escuela de Música y Sonología de la Facultad de artes misma y prestigiosa casa de estudios superiores.

Santiago y Chile, rebosantes de cultura
En este recorrido me permito hablar de CHILE CELEBRA, donde está el detalle de actividades y festivales en diversos lugares como Coquimbo, Valparaíso y San Bernardo.

En ESTOY hay espacio para la música popular, el cine, los libros, el teatro, la danza y las exposiciones.  En M100, la plataforma del Centro Cultural Matucana 100, es factible encontrar los pormenores de todos sus espectáculos, que incluyen las artes visuales. En una dirección muy parecida va el Centro Gabriela Mistral, GAM. Una orientación similar tienen los sitios SANTIAGO CULTURA, y CENTRO DE EXTENSIÓN DE LA UC.

A su vez hay ATRÁPALO brinda información útil y facilidades de descuentos en materia de teatro infantil, conciertos y cine, por ejemplo.

Y las municipalidades no se quedan atrás, a través de los espacios de Internet de sus corporaciones culturales. Tal es el caso de LA REINA, PROVIDENCIA, ÑUÑOA, LAS CONDES, LO BARNECHEARECOLETA, entre otras.

Lo más relevante es que estas instrumentos o redes de socialización son permanentes, razón por la cual, el hecho de que abunden espectáculos en verano, no significa que en el resto del año no existan. La cultura tiene presencia siempre.

¡Salud!