31 agosto 2015

Cuando un viaje en micro también sirve para hacer un balance anual

Rotonda
 de Avenida Alcalde José Luis Infante Larraín


EN TERCERA CLASE
Pareció un día como otros, pero fue un buen momento para reflexionar y, desde ese punto de vista, aplicar una mirada hacia atrás y otra hacia adelante, aunque esta última sea imaginaria. ¡Saludable ejercicio!

El inicio del último día de 2012 me pareció convencional como el resto de los días. Pasadas las 7 AM, camino a tomar la micro (no ocupo el vehículo por economía: pese a los satisfactorios indices macroeconómicos según la perspectiva oficial), en un recorrido que abarca las tres cuadras habituales hasta llegar a la parada que está frentecito a un bonito colegio, no observé nada fuera de lo habitual hasta que efectivamente llegué a la parada referida.

Claro: había poquita gente. Como que todos arrancaron antes. Este año noté menos presencia de vecinos en los paraderos en relación a otros 31 de diciembre. Además me demoré muy poco en llegar a la pega: de Parque Central Poniente con El Filodendro, en Maipú, hasta la parada que está frente al edificio que recuerda al Presidente Eduardo Frei Montalva (sede de la Democracia Cristiana), en pleno centro, la micro hace regularmente una hora de viaje... Esta vez fueron sólo 34 minutos.

¿Estaremos más huidizos que antes? La playa es un buen derrotero previo a las vacaciones y, sobre todo, antes de que finalice el año. La parte final del año es entretenida pero también tremendamente agotadora. 

La Ciudad Satélite de Maipú es un vasto sector residencial de familias de clase media variopinto, donde encajan varios espíritus y donde los problemas no son muy diferentes a los que "padecen" otras zonas "dormitorio" del Gran Santiago.

-Hola Gonzalo, ¿Cómo estás?.

-Hola Jacqueline. Bien ¿y tú?

-Bien, gracias.

Me saludó una vecina, dirigenta de barrio y quien ha dado una lucha permanente en el objetivo, igualmente permanente, de mucha gente de "la Satélite": tener servicios de locomoción colectivo público dignos. Ha logrado cosas importantes. Transantiago no es un concepto
tan ingrato en la Satélite.

Pero no me senté con ella. Soy un poco antisocial en la micro. Y es natural porque muchos seguimos casi dormidos durante las primeras horas de la mañana, salvo que haya circunstancias que nos "despierten despiertos" bruscamente.

De todo
En todo caso, yo prefiero leer antes de ponerme dormir en la micro. Estoy leyendo ahora un libro del académico Eduardo Santa Cuz sobre el origen social del fútbol en Sudamérica. Fue un año bastante productivo en materia de lecturas en la micro: una biografía sobre Paul McCartney, otra acerca de Carlos Caszely, otra sobre la neurosiquiatra Micha Lagos, una enciclopedia del rock, "El Deporte Rey" de Desmond Morris, "Usted S.A." de Inés Temple y otros libros.

Regularmente leo hasta la altura del Plaza Oeste, en la autopista de Américo Vespucio más cercana. Antes de llegar al cruce con la Norte Sur, me despacho una siesta.

En el viaje de hoy rumbo a mi pega, mientras dormitaba y en una ráfaga mental de esas muy instantáneas, se me vino una especie de recuento del año: mi hermosa familia; mi mujer, Claudia, brindándome todo su cariño y talento para brindar soluciones de toda clase; el cariño por su familia y mi familia; mi hija, María Jesús, con sus 3 años y 8 meses, muy despierta y enseñándome día a día que la ingenuidad de nuestros primeros años de vida es un lindo e inagotable camino de juego y aprendizaje; yo creciendo en mi trabajo, con desafíos más enfocados a las personas desde el punto de vista de los recursos humanos dentro de una organización laboral, además del reconocimiento de mis jefas; y, en el plano más individual, esperando volver al divertimento del fútbol y de la natación, y con miras a sacarle el máximo partido a mis blogs gracias a los conocimientos aportados por un diplomado de periodismo digital.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tú opinión me interesa. Al respecto, sólo te exijo el debido respeto.
Gracias