02 febrero 2015

David Sanhueza: el Chayanne del MOP

*La presente entrevista fue publicada en una sección digital interna del Ministerio de Obras Públicas el 7 de junio de 2013 y, ahora, he querido compartirla con ustedes dados los singulares atributos de su personaje central: David Sanhueza, el "Chayanne del MOP". Por tal motivo, el texto lo sometí a una edición leve, lo que ha permitido mantener su espíritu original, pese a que uno de las personas citadas por el entrevistado, su querido amigo Roberto Hernández, falleció el año pasado. 

MOPENSES
El funcionario de la Dirección de Arquitectura es ampliamente reconocido por su tributo al famoso cantante puertorriqueño.

Para el grueso de la mayoría silenciosa es altamente probable que el nombre de Elmer Figueroa aluda a un ciudadano latino común y corriente, aunque también puede que signifique nada para esa masa de gente.



Sin embargo, en una organización laboral con una cantidad elevada de funcionarios/as, como el MOP, el nombre de David Sanhueza González ha cobrado una fuerza y una admiración enormes en diversas actividades de aniversario o conmemoraciones, una recepción tan positiva como las que ha tenido él en numerosos eventos fuera del ministerio y a nivel nacional.

¿Cuál es su carta de presentación? Ser el doble del cantante y bailarín puertorriqueño Elmer Figueroa, quien en una carrera de casi 30 años y bajo el seudónimo de “Chayanne” ha vendido decenas de millones de discos en toda América Latina y el mundo, puesto numerosas canciones en las listas de éxitos radiales y llenado estadios de fútbol y otros recintos en distintas latitudes, incluyendo la Quinta Vergara en el marco de más de algún Festival de Viña del Mar.

En su quehacer laboral, David, de 23 años de edad y cinco de ellos como funcionario de nuestro ministerio, está a cargo de la Oficina de Partes de la Dirección de Arquitectura, donde junto a su compañero de trabajo, Marcos Gaete Torres, reciben y despachan todos los días numerosa e importante correspondencia tanto de dentro del ministerio como de fuera de él.

Curiosamente, muchos años antes de entrar al MOP, siendo un niño, David empezó a fomentar este culto al personaje “Chayanne”. Temas como “Provócame” y “Fiesta en América”, entre muchos otros éxitos, ya son parte del repertorio de David, de quien se puede decir que es un casi fidedigno Chayanne. Y eso sí que es harto decir.

Ya en el MOP, además de hacer presentaciones como Chayanne, participó en una competencia de aniversario institucional, representando a su dirección, con un tema de Américo. Importante papel y apoyo en esta iniciativa artística tuvo un amigo de él y perteneciente a la misma repartición: Roberto Hernández Parra, a quien le dedicó en la presente entrevista palabras de mucho afecto dado que está enfrentando una dolorosa enfermedad: “está mejor de salud y deseamos que siga mejorando para tenerlo pronto por acá”, señaló David en su oficina del piso 9 (ver referencia en la parte superior del texto).

-¿Cómo surge esta idea de ser el doble de Chayanne?
-Cuando tenía unos 10 años de edad. A mí hermana mayor le gustaba mucho, pero yo lo odiaba. Sin embargo asumí que tenía un parecido y me nació imitarlo. Lo estudié cerca de un año: su gestualidad y sus movimientos de baile, y empecé tiempo después el tributo a Chayanne.

-¿Te tomaste bien serio el asunto?
-Sí y hasta tal punto que, ya siendo adolescente y bien desarrollada la imitación, surgió la posibilidad de hacer presentaciones y empecé a hacer imitaciones de él en sedes vecinales, colegios, clubes deportivos y gimnasios en el barrio, ya sea en celebraciones o actos benéficos. Debo haber tenido unos 16 ó 17 años y comencé a manejarme en el mundo de los dobles. 

-Y fue natural.
-Sí, pero debo reconocer que al principio me costó mucho subirme al escenario porque era vergonzoso. Pero finalmente dominé el tema y, a los 20 años, ya lo manejaba plenamente 

-Ya estando en el ministerio, casi de inmediato surgieron presentaciones aquí.

-Sí, en diversas actividades.

-¿Cómo ha sido la recepción del público al respecto?

-Buenísima. La gente demuestra mucha conexión y cariño. 

-Sobre todo del público femenino.

-Sí -ríe-. El propósito es llenar las expectativas de la gente, que la actuación y el personaje le lleguen: que sientan que el artista está allí.

-¿Existe algún proyecto al margen de Chayanne?

-No. Estoy concentrado cien por ciento en él.

-¿Alguna actuación en el aniversario del MOP? 

-No. El año pasado sí estuve. Pero siempre hay actuaciones a nivel nacional, tanto en Santiago como en otras ciudades. También hemos recibido ofertas del extranjero. Hemos estado en lugares como los casinos Enjoy, el Dream de Punta Arenas, instituciones, colegios, etcétera, ya sea en festivales, aniversario o campañas solidarias. Además debo comentarte otra cosa…

-¿Cuál? Cuenta…

-Tengo una manager: se llama Priscilla Cabrera. Contar con alguien que te represente y se maneje en el plano de programar tus actividades artísticas es muy importante.

 -Sin duda. ¿Y cómo ha sido el apoyo familiar y de los amigos en este tributo?

-El apoyo familiar es ciento por ciento para lo que hago. Están muy contentos con los logros que he tenido. Y los amigos están felices ya que cuando disfrutamos de salir, ya sea en un pub u otro lugar, siempre me dicen: “¡Ya, Chayanne, pégate un show!”. Súper bien me ha ido en ese plano también. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tú opinión me interesa. Al respecto, sólo te exijo el debido respeto.
Gracias