02 febrero 2012

"La Caída": ni "buenos" ni "malos", un retrato del fútbol chileno


DESDE EL CÓRNER

Harold Mayne-Nicholls no se transformó por generación espontánea en víctima del largo episodio que lo "desbancó" del timón del balompié rentado chileno. La idea de "autogol político y empresarial" al que se refiere el periodista Francisco Sagredo en su libro sobre la reciente crisis del fútbol profesional de nuestro país, da un poco la pauta acerca de un juego de ambiciones y de poder demasiado fuerte...Algo así como hacer las cosas siempre al límite.

Cuando agarré el libro "La Caída" del periodista Francisco Sagredo, el texto en realidad me agarró a mí y no me soltó. Era una inquietud mía saber más acerca de la reciente crisis institucional del fútbol profesional chileno que, a la larga (y no tan a la corta), significó que Harold Mayne-Nicholls no siguiera al mando del organismo rector del balompié rentado en nuestro país, sepultando así un período muy exitoso del fútbol chileno, donde la clasificación de la selección nacional al Mundial de Sudáfrica y la participación de ésta en dicha justa internacional, liderada por el entrenador argentino Marcelo Bielsa, mantuvo entusiasmado a todo un país.


"La historia secreta del autogol político y empresarial de Mayne-Nicholls, Bielsa y el fútbol chileno" es la referencia de la portada del libro, la que ilustra una pelota desinflada y un banderín de corner incrustado en el ella. Como que algo murió y no se levantó más.... Y no se equivoca el colega Sagredo en esta idea expuesta en la portada del libro.

Quienes crean que el texto estigmatiza a Mayne Nicholls y atribuye toda la responsabilidad de su "caída" a él mismo, se equivocan anticipadamente. Francisco Sagredo, entretenido para narrar y con una fuerte tendencia a reiterar el detalle de ciertas situaciones importantes para que al lector recuerde bien cada una y asocie con facilidad cada "cabo suelto" de la historia para entender la panorámica, no se refiere sólo a Mayne Nicholls sino que al sistema llamado "fútbol chileno", donde el dinero, la ambición, las pugnas de poder, la falta de diálogo y de "muñeca política"  pueden determinar los destinos de la actividad más que los propósitos nobles de quienes pueden dirigir toda la organización.

Evidentemente los errores de Mayne-Nicholls no tuvieron que ver con haber traído a Marcelo Bielsa a la selección. Tampoco fue un error haberle dado un sentido de profesionalización al fútbol chileno al más puro estilo FIFA, el máximo ente rector del fútbol mundial. Mayne-Nicholls privilegió un sentido generoso y equitativo en las contribuciones de la actividad para todos los clubes (de allí la tremenda importancia de la gran fuente de recursos para los clubes, como lo es el Canal del Fútbol, CDF).

Más que una cosa de estilos
Conforme a lo que investigó Sagredo, el gran problema de Mayne-Nicholls fue haber sido poco abierto al diálogo, intolerante ante las opiniones, propuestas y visiones diferentes de otros dirigentes, y no sólo en referencia a los adversarios, sino que incluso en referencia los propios aliados. Quizás allí también cabe el excesivo apego al estilo "FIFA", tan diplomático como impersonal y poco dado a las acuerdos de camaradería, "a lo amigo", tan propio del fútbol chileno en su etapa "pre sociedades anónimas" (lo que no es poco decir: estamos hablando de más de 100 años de historia).

No obstante, hay otros protagonistas. Genio y figura de toda este "telenovela" es el entrenador rosarino. En su estilo: regularmente hermético, poco amigo de hablar con la prensa (igual que el mismo Mayne-Nicholls) y propenso a dar verdaderas clases magistrales de dos horas y fracción cada vez que le concede la esporádica posibilidad de dar una conferencia de prensa a los medios informativos. En otras palabras, el "estilo Bielsa".

El nombre del español Jorge Segovia, dueño de la Universidad Sek, presidente de la Unión Española y el dirigente que finalmente derrotó a Mayne-Nicholls en la elección de directorio de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) que marcó en 2010 un antes y un después en la historia del fútbol chileno, es casi accidental. Es el hombre que finalmente se subió al "carro"  como candidato de los adversarios que querían derrocar a Harold.

Mientras el "hombre FIFA" y periodista recibía todo el reconocimiento de la ciudadanía por su enorme capacidad dirigencial, graficada en el éxito de la selección, el mejoramiento de estadios de fútbol al nivel FIFA (materializada a través del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet) y el apoyo a los procesos formativos de las divisiones inferiores del balompié, la oposición, encabezada por representantes de los tres clubes más importantes del fútbol chileno: Colo Colo, Universidad de Chile y Universidad Católica -hombres como Guillermo Mackenna, de Blanco y Negro (Colo Colo); y José Yuraszeck, de "Azul Azul" (la "U"), por ejemplo- urdía el plan para destronar a Harold, principalmente motivados por el manejo que ellos consideraron inadecuado por parte del directorio de la ANFP en la repartición de los excedentes del Canal del Fútbol.

Dicha operación para sacar a Mayne Nicholls del poder duró cerca de un año y medio entre los primeros meses de 2009 y noviembre de 2010, época de la elección de la ANFP.

¿"Buenos" y "malos"?....¡No!

No obstante, irrumpen en la historia otros nombres en el "reparto": entre aquéllos, los dirigentes Darío Calderón y Ricardo Abumohor, como cercanos al periodista; y Federico Valdés, Miguel Nasur y Antonio Bloise, entre los opositores...El nombre de Sergio Jadué aparece como alternativa de presidenciable tras declararse forzadamente viciada la elección que llevó a la derrota a Mayne-Nicholls. Jadué derrota finalmente al candidato oficialista, Ernesto Corona, ratificando a principios de 2011 el triunfo de los adversarios del "hombre FIFA" en la ANFP.

Cabe mencionar también el importante "cortocircuito" entre la dupla Mayne-Nicholls- Bielsa y la del Presidente de la República, Sebastián Piñera, y el titular de Chile Deportes, Gabriel Ruiz-Tagle (ex presidente de Colo Colo), gatillado por diversos desencuentros, además de las fuertes y constantes especulaciones de conflictos de interés del mandatario y Ruiz-Tagle.

"La Caída" no es un libro en que Sagredo divida a los protagonistas entre "buenos" y "malos". El tipo es bastante ecuánime en ese plano. No obstante dejo para el final tres párrafos reveladores del texto que llaman mucho la atención. Uno se refiere a la gestión financiera y otro, sin chistar demasiado, revela un poco la personalidad de Mayne-Nicholls:

"Se va Mayne-Nicholls y deja como legado un estilo de administración contradictorio. Sus obras están ahí (la mayor, Bielsa), pero sus desastres también: tres mil seiscientos millones de pesos en pérdidas para el período 2007-2010. A quienes fueron sus mandantes les asiste un evidente derecho a pataleo, sobre todo si se toma en cuenta que, de esa cifra, mil trescientos millones corresponderían sólo a gastos de administración en la ANFP para los primeros nueves meses de 2010".

("Ángeles y Demonios", parte de la columna escrita por el periodista César Olmos para el Mercurio el 15 de enero de 2011)

"Esta semana estoy entregando el primer borrador de mi libro sobre la crisis que vivió el fútbol chileno el año pasado. Ya le he escrito en otras oportunidades para solicitarle una entrevista para mi investigación y usted, atentamente siempre, ha declinado mi propuesta.

Bueno, como ya estoy cerrando mi trabajo, me parece necesario intentar por última vez, en el entendido que gran parte del libro se refiere a su persona y que el cien por ciento de mis cincuenta y un entrevistados tuvieron opiniones relacionadas con su gestión en Quilín y su larga carrera en el fútbol, ofrecerle nuevamente la opción de entregar su versión de los acontecimientos y confirmar, desmentir o simplemente ignorar las informaciones que se me han entregado y que tienen que ver con su recorrido en el fútbol nacional e internacional".

(mail de Francisco Sagredo dirigido a Harold Mayne Nicholls el viernes 30 de septiembre de 2011 a las 03:52)

"Estimado Francisco:
Gracias por su mail y sus palabras. Comprendo perfectamente su posición y agradezco la delicadeza, pero mi respuesta no ha variado ni varíará.
Atentamente, Harold Mayne-Nicholls".

(mail de respuesta de Harold Mayne Nicholls a Francisco Sagredo el viernes 30 de septiembre de 2011 a las 10:02)
   
                                                                                ****

Para finalizar les dejó dos momentos gratos de nuestra selección de fútbol durante el período de Marcelo Bielsa. Se trata de los goles marcados a dos de mis rivales favoritos: las selecciones de Argentina y de España (campeón mundial 2010) en las eliminatorias y el Mundial mismo de Sudáfrica 2010, respectivamente.