03 julio 2009

Gonzalo Figueroa Cea escribe MOPENSES


Talento y bonito marco de público en concierto de piano y flauta
Sólida actuación de jóvenes músicos Alejandra Cifuentes y Marcelo Echeverría.
El lema “Un regalo para tus oídos” encajó perfectamente en el espíritu que inspiró al concierto para piano y flauta que tuvo lugar este jueves 2 de julio en el auditorio del nivel central del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y que organizó el Servicio de Bienestar, la Asociación Nacional de Arquitectos de la cartera (ANFADA) y la Unidad de RR. PP. y Prensa ministerial.
Con el auspicio de Caja de Compensación Los Andes y con entrada liberada, el evento fue un éxito: la pianista chileno canadiense Alejandra Cifuentes y el flautista nacional Marcelo Echeverría derrocharon concentración, virtuosismo, fuerza, pero a la vez delicadeza y el toque romántico que permite no sólo el goce de la música en sí misma sino que la emoción.
El concierto tuvo una parte introductoria que consistió en un acertado acompañamiento vocal del coro MOP, dirigido por Andrés Bahamondes, para la ejecución de Alejandra. Destacó particularmente allí la interpretación de la emotiva pieza “Va, pensiero”, el coro de los esclavos de la ópera “Nabucco” del italiano Giuseppe Verdi.
Posteriormente la pianista interpretó media hora del clásico “Cuadros de una Exposición” del compositor ruso Modesto Mussorgsky. Cabe destacar que la obra, famosa por su exquisita variedad tanto temática como sonora, es conocida por las distintas variaciones que ha experimentado su interpretación. En efecto, el francés Maurice Ravel orquestó la obra, que también tiene una versión rock que ejecuta en sus conciertos el grupo británico Emerson, Lake and Palmer. Sin embargo, Alejandra concentró todas sus fuerzas en la versión original: un desafiante rito en las teclas acústicas.
Cabe destacar que Alejandra se inició en la interpretación del piano cuando tenía tan sólo 7 años. Cuenta con diversos estudios, ha sido ganadora de varios concursos en el ámbito de su especialidad y ha tenido el honor de haber tenido como maestro a Roberto Bravo, además de haberse perfeccionado en el conservatorio Tchaikovski de Moscú.
Posteriormente, Alejandra y Marcelo ejecutaron la Sonata en La Mayor del francés César Franck, hermosa creación para piano y flauta traversa con un fuerte toque romántico y a la vez bucólico. En tal circunstancia ambos músicos no sólo lucieron por igual con sus respectivos instrumentos, sino que brindaron matices y crearon un bonito diálogo musical, el que fue refrendado al final con fuertes aplausos por parte del público.
No está de más mencionar que Marcelo, Master en interpretación musical y profesor del Instituto de Música de la Universidad Alberto Hurtado, también ha obtenido importantes reconocimientos y ha sido integrante de orquestas de gran prestigio. También ha tenido el privilegio de ser alumno de Robert Langevin, primera flauta de la Orquesta Filarmónica de Nueva York.
Finalizada la actividad, el presidente de la Anfada, Juan Pablo Rojas, y la asistente social del Departamento de Desarrollo Social del Servicio de Bienestar, Velia Guerrero, entregaron unos hermosos obsequios como gesto de agradecimiento a los músicos invitados.
Sin duda, una jornada inolvidable y que ratifica la importancia de fomentar la cultura dentro de una organización laboral.