12 noviembre 2018

Ping-Pong o Tenis de Mesa: ¡anímate a practicarlo!

Dos destacados cultores de aquel deporte en el MOP nos brindan sus testimonios y consejos en torno al mismo.

Antes de animarme a escribir el presente artículo, debía despejar la duda en torno a cuál denominación le corresponde al deporte de paleta y pelota pequeñas. El tema es muy simple de discernir: en el ámbito olímpico, federado o, mejor dicho, de alta competición profesional rige la de “tenis de mesa”; y, en un plano más popular, la de “ping pong” o, en su definición correcta en español, pimpón. “Es como en el ‘deporte rey’: ‘fútbol’ en el ámbito profesional y, con todo respeto, ‘pichanga’ en los barrios. En el último caso es como que un grupito de gente se junta espontáneamente a practicar el deporte en un lugar”, me comentó un entendido en tenis de mesa.

02 noviembre 2018

Fantasía en rock latino

Imagen de Eter Magazine
SEXUAL DELICADEZA
Y llega al lugar. Sin disfraz, como el título de la canción del grupo Virus, que se escucha desde un automóvil que pasa. Es él, sin frac, sin elegancia: en tenida dominical de feria y sin más.

El lugar está perfectamente dispuesto, tal como se lo pidió él al amigo en común de ambos que facilitó la residencia. Ella, como amante de las artes y del diseño de vestuario de alto vuelo también transmitió sus exigencias. "Los aromas de las velas y del incienso son clave. No te olvides, por favor".

15 octubre 2018

Un entrenador sin controversias

Conferencia de prensa (sitio Cambio 16)
DESDE EL CÓRNER
River Vélez está esperando en la sala de conferencias del estadio el arribo de Próspero Genovés, el entrenador del equipo ganador, Leones Indomables, a fin de escuchar las impresiones de aquél tras el reciente partido ante el clásico rival, Tigres Sueltos, y conversar al respecto con los periodistas.

No es que haya gran expectación por lo que sucederá dentro de algunos minutos más. Será lo de siempre: el instante en que un protagonista del fútbol contrasta su punto de vista ante los especialistas, quienes durante un buen rato no cesan de hacerle preguntas. Al menos, tan sólo eso es lo que se espera.